viernes, 25 de enero de 2013

La Pelota en Milan (1)

El primer Sferisterio o frontón milanés de pelota es el que surgió al Angulo de Via revere y Via Mario Pagano, en un espacio un poco reducido con las tribunas para el público de madera y abierto. Se jugaba de noche dejando las funciones diurnas al juego de Pallone.
Al extenderse la ciudad con las construcciones modernas, aquel terreno situado en la zona más señorial de la metrópoli lombarda y, por tanto, obligando al Frontón a desaparecer. Pero no pasaron muchos años que un Frontón de pallone construido en Via Messana por el jugador Palazzolo, para lanzar el invento de un brazal neumático, que no tuvo el éxito esperado, fuese adaptado al juego de pelota por los pelotaris hermanos Teodoro y Pablo Etxeberria de origen uruguayo. Alli se jugaba siempre al abierto y con iluminación eléctrica, prosperando el juego de la pelota en la zona que surgió con la inauguración del traforo del Sempione. los pelotaris que jugaron por aquel entonces además de los antes mencionados son Ángel Barrenetxea, Modesto Galarraga, Antonio Rocha, Emilio García, Lasa, Marín, Txikito de Bergara, Claudio Lizarraga, Gabriel, Zabarte, Genua, Ruiz, Clemente Anacabe, Aramaio, Padigorria, Motrico, isidoro, Mujica, Baracaldes, José Solimeno, Fernando Illana, Oriental, Agote, y otros más.
La idea de ofrecer al juego de la pelota un Frontón cubierto que no estuviese sujeto a las vicisitudes atmosféricos y en el cual se pudiese jugar todas las noches, hizo que se constituyese una sociedad  en las cercanías de porta venezia. En 1908 el complejo Kurstal Diana en  Viale Padova proyectado por el arquitecto Manfredini fue abierto donde hoy se encuentra el famoso hotel. El complejo estaba formado por hotel, teatro para 850 espectadores, jardines, fuente luminosa, pista de patinaje y por último el sferisterio o frontón de cesta punta, deporte popular en todo el mundo, gracias a esta disciplina espectacular de la pelota vasca. Muchos de los pelotaris que he citado antes formaron también parte del cuadro de este Frontón con Marcelo, Lemona, odriozola, Iturzaeta, Juanin, Ibarra, José, y otros.
Al estallar la primera guerra mundial truncó la actividad de los frontones y se tuvo que cerrar el Frontón Diana para resurgir una vez acabada la contienda hasta que un descuido de caracter administrativo provocó el suicidio del consejero delegado y el fin de la actividad del sferisterio donde los encuentros eran sostenidos por los pelotaris que formaban el cuadro, con otros, los siguientes: Etxabe, Baskaran, Lizundia, Barrentxea, Beain, Eguibar, Alberdi, Azkue, Lizarralde, Larrinaga, Churruca, Txirrito, Elorza, Ugaldito, Ansola,  Egurrola, Larruskain, Quintana, Barrutia, etc.
Baste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El cometido de este blog es meramente informativo por lo que en ningun caso se permitira cualquier comentario que consideremos ofensivo.